ENCUENTRA LA ROPA QUE TE SIENTA MEJOR

CREA TU ESTILO PERSONAL

«No tengo nada que ponerme».

«Las faldas no me favorecen».

«Como no tengo pecho, me sienta fatal».

«He engordado. Cuando adelgace..». 

Son frases que repetimos a diario. Pueden ser éstas u otras, pero de lo que se trata es de hacer callar esa voz de tu interior que te dice que no eres suficiente.

 

¿En cuál de estas frases te ves más reflejada?

La mía era una de fingida indiferencia: «Es que a mí la moda ni me va, ni me viene».  La verdad es que no sabía de moda y las tendencias no me interesaban en absoluto. La ropa era sólo algo que me ponía para poder salir ahí fuera como una más.

Detrás de esa indiferencia había falta de conocimiento y – ¿por qué no admitirlo? – una pequeña dosis de arrogancia. Creía que para ser profunda, tenía que rechazar lo que la mayoría de la gente tachaba de superficial.

¿Por qué dejé de pensar así?

 

Porque me di cuenta de que mi imagen me influía en muchos aspectos. A veces, la imagen del espejo se convertía en mi influencer emocional. Y de cara a una reunión – profesional o de amigos – la moda era mi reloj.

También es el tuyo.

 

Es la que marca si vas a llegar a tiempo a una entrevista de trabajo. La que influye en tu estado de ánimo antes de la reunión. La que decide si te mereces el puesto. La que invita, transmite, convence o emociona. 

Por supuesto, no es lo único que importa. Tienes mucho más que transmitir que un simple escaparate. Pero tu imagen es tu primer mensaje.

Cuidarte y vestir bien no implica ser una gran amante de la moda y apilar revistas Vogue en tu mesita de noche. No tienes que convertirte en una entendida en las tendencias para tener estilo.

Entonces, ¿por dónde empezar?

La respuesta es sencilla. Encuentra tu estilo personal. Eres única y tu ropa tiene que ser el reflejo de esa unicidad que te caracteriza, de tu esencia propia.

 

A continuación te daré las claves para que empieces a crear un estilo propio que te diferencie de los demás.

LAS 2 CLAVES PARA CREAR TU ESTILO PROPIO

  1. Conócete a ti misma
  2. Viste según tu tipo de cuerpo

La primera es la más difícil. No alcanza una vida para conocerte por completo. Eres maravillosamente compleja. Tus gustos cambian en función de tu edad y las distintas circunstancias de tu vida. 

 

Por esta razón, me centraré más en la segunda clave, por ser más fácil de alcanzar. 

¿Por qué tu tipo de cuerpo Kibbe es la clave de tu estilo?

Algunas personas no llegan a conocerse nunca y, por tanto, no pueden identificar lo que les gusta o les sienta bien. El autoconocimiento es variable. 

 

Lo que no es variable es tu tipología. Esta carcasa en la que viene tu esencia es fija, porque tus huesos, tu carne y tus rasgos son tu identidad fisiológica. Aparte de ello, tienes una esencia, sólo tuya, inimitable. Está en tus gestos, tu mímica, tu mirada, tu voz, tu postura.  

Para crear su guía de estilo, David Kibbe tuvo en cuenta los dos aspectos y los identificó a través de un concepto tan simple como las energías yin y yang

 

Las energías yin y yang están en tus huesos y tu carne, pero también en el movimiento y funcionamiento de tu cuerpo.

 

Si alguna vez te has preguntado por qué algunas prendas te sientan bien y otras no, la dinámica yin-yang es la clave. Por este motivo, es imprescindible conocer tu cuerpo en detalle para poder tomar mejores decisiones de estilo.

 

Para evidenciarlo, imaginemos tu relación con la moda después de conocer tu morfología Kibbe.

Beneficios de vestir según tu silueta y personalidad

Esto es lo que va a pasar una vez descubras cuál es tu tipología Kibbe:

  • Ir de compras será todavía más placentero. Sabrás a qué tiendas ir y qué prendas elegir. 
  • Comprar ropa online será más fácil. Irás a lo seguro. No habrá tantas frustraciones con el pedido, ni devoluciones de prendas que decepcionan.
  • Lucirás guapa y te lloverán cumplidos (aunque los tuyos serán los más importantes).
  • Te sentirás tú misma porque tu personalidad tendrá mucho peso en la elección de tus conjuntos.
Testimonios

El estilo de muchas mujeres ha dado un salto impresionante después de conocer su tipología Kibbe. 

 

Aquí puedes ver sus opiniones, traducidas del inglés. 

«Una guía de belleza para el día a día con una base sólida: en lugar de disimular tus defectos y amoldarte a un estándar ya establecido, acentúa lo bueno de tu apariencia y tu personalidad.» (www.kirkusreviews.com)

 

«La mayoría de los libros sobre estilo me parecen inútiles y, aunque sigo pensando que no existe una fórmula perfecta para vestir bien, el libro de Kibbe no trata sobre un sistema. 

Su manera de escribir es personalizada e inteligente. Te acompaña en un viaje en el que aprendes a apreciar lo que tienes. Si trabajas con lo que tienes, con lo que eres por dentro y por fuera, para crear una imagen equilibrada, puedes lucir tu mejor yo todos los días.» (Evilyne, Amazon)

 

«He ido de compras con él. Compré el maquillaje que me recomendó y descubrí mi tipo de cuerpo, el estilo y los colores que me favorecen. Para mí, fue una buenísima inversión, si pienso en todo el dinero que me gasté a lo largo del tiempo en los estilos, el maquillaje y los colores equivocados». (Nemo, Amazon)

 

«Qué tipo de ropa puedo llevar?». Hice un test muy complejo basado en el libro Metamorphosis de David Kibbe, que trata sobre tipos de cuerpo. Y descubrí que era Yang o Natural-Extravagante, que reúne cuellos altos y dramáticos, mezcla de dimensiones, y mucho drapeado elegante. Un romanticismo maximalista, básicamente.

Me acuerdo con cariño de mi elegante abrigo rojo de terciopelo y me siento un poco presumida.»(www.glamourmagazine.co.uk) 

El mundo de Kibbe no es perfecto, pero es, quizás, el único que tiene en cuenta la esencia personal de cada mujer. Esa esencia se basa en las energías yin y yang de tu cuerpo, porque eres una mezcla de feminidad y masculinidad. La primera es romántica, sensual o delicada e inocente, mientras la segunda es misteriosa, imponente, fuerte y ambiciosa. 

 

Este sistema que tiene en cuenta la complejidad de tu cuerpo y la belleza de tu esencia es como una boca de aire fresco en el mundo de la moda. Será porque no trata de moda, sino de estilo. Las tendencias cambian, pero el estilo permanece. 

 

A mí me encantó este nuevo enfoque. ¿Y a ti?

 

Cuéntame tu experiencia después de hacer el test Kibbe y descubrir tu estilo personal.